Nuevos controles en la ITV para evitar fraudes

La organización AECA-ITV y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, han colaborado en la elaboración de un nuevo manual de procedimiento que contempla una normativa más exigente para las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV). El nuevo Real decreto, que cambiará la reglamentación nacional de la ITV, hace una revisión profunda del manual de procedimiento actual y contempla nuevas medidas destinadas a detectar emisiones contaminantes y posibles manipulaciones en los automóviles.

Dichas medidas vienen provocadas por los recientes fraudes detectados en determinados fabricantes de vehículos, hechos que se intentarán evitar a partir de ahora con esta revisión de la normativa.

A continuación te detallamos los cambios más relevantes en dicha reglamentación:

  1. Modificación en la sistematización de las inspecciones, método que se llevará a cabo incorporando medios electrónicos que aporten información para su ejecución y control.
  2. Incorporación de nuevas tecnologías para medir la emisión de contaminantes y comprobar los sistemas de diagnóstico de cada vehículo.

Todas estas medidas que fueron ya presentadas durante las XXVI Jornadas Nacionales de ITV, también contemplan los progresos realizados en la verificación de emisiones y la detección de posibles fraudes. Para ello, hay asignado un grupo de trabajo del Comité Internacional para la Inspección Técnica de Vehículos (CITA, por sus siglas en francés). Dicho grupo ha conseguido detectar por qué los controles actuales no permiten hacer una revisión eficiente de los vehículos Euro 5 y Euro 6. A continuación te explicamos qué significa esto:

  • La norma Euro 5 es una normativa comunitaria que se aprobó durante el año 2007 con el objetivo de unificar algunos aspectos del parque automovilístico de la Unión Europea. Estos aspectos no son otros que los relacionados con la emisión de partículas contaminantes. Así, los fabricantes que quieran comercializar sus vehículos dentro de Europa están obligados a crear motores capaces de reducir notablemente las emisiones perjudiciales para el entorno, intentado reducir el impacto ambiental de la industria automovilística.
  • Con respecto a la Euro5, la Euro 6 reduce las emisiones de óxido de nitrógeno de las motorizaciones diésel, que es el más perjudicial para la salud de las personas, mientras que las partículas en suspensión mantienen el mismo límite.

Fuente: Dinergia Información