Así son los radares ‘espía’ y los drones indetectables

24 febrero 2020

La Guardia Civil detectó hace pocos días a dos vehículos a 212 y 217 kilómetros por hora en autovías de León. Los cazaron gracias a un radar de nueva generación: el denominado Velolaser.

Este es uno de los dos nuevos modelos de radar que están cambiando la forma de detectar las infracciones automovilísticas. El Velolaser es mucho más pequeño que los radares fijos convencionales. Ello permite su emplazamiento en casi cualquier sitio y que pase desapercibido con gran facilidad. Su tamaño también facilita su uso desde los coches o motos de las patrullas de tráfico.

Este modelo de radar en miniatura en realidad emplea una tecnología muy diferente a la de un radar convencional. Utiliza la denominada tecnología Lidar (siglas de Laser Imaging Detection and Ranging). Se basa en un haz de láser para medir la velocidad de un vehículo. Su tecnología también se emplea en la conducción autónoma.

Los nuevos sistemas para detectar excesos de velocidad son de tamaño muy reducido y pasan inadvertidos

La empresa española Invia, que produce el Velolaser, destaca que estos dispositivos son idóneos para tramos urbanos que merecen una atención especial, como los alrededores de un colegio, y para vías difícilmente accesibles. Además, pueden ponerse en marcha rápidamente y ser manejados por control remoto. Otro de los nuevos dispositivos empleados por la Guardia Civil para el control del tráfico utiliza ondas con efecto doppler . Esta tecnología se basa en el cambio de frecuencia de las ondas según la distancia a la que se encuentren. Ello los convierte en invisibles para los sistemas actuales de detección de radar, como también sucede con el Velolaser. La llegada de estos dispositivos puede transformar la con-ducción en carretera, ya que es mucho más difícil para los infractores saber si van a ser detectados y sancionados.

La aplicación Social Drive, en la que los conductores comparten información sobre el tráfico, ha creado un mapa aproximado con la posible ubicación de estos ingenios. Pero un recurso de este tipo está condenado a quedarse desfasado. Estos dos nuevos modelos de radar pueden operar desde cualquier sitio en el que haya una conexión a redes de telefonía móvil con cobertura 3G o 4G o con una red wifi. La DGT también ha comenzado a emplear drones para detectar infracciones de tráfico. Desde hace años ya opera desde el aire el sistema de control de tráfico Pegasus, que se despliega en helicópteros. Pero el coste de este sistema es muy superior al de una flota de drones. La DGT ya tiene 11 en funcionamiento y se ha adjudicado la compra de otros 27. Estos dispositivos, que comenzaron a funcionar en la operación salida del 1 de agosto, tienen dos horas de autonomía y pueden elevarse a 120 metros. Además de infracciones, sus cámaras detectarán situaciones de peligro o accidentes que requieran de apoyo logístico.

La tecnología de radar fue creada poco antes de la Segunda Guerra Mundial y fue clave para que Gran Bretaña lograse la superioridad aérea británica contra Alemania en la batalla de Inglaterra. A medio o largo plazo puede ser decisiva para la batalla de salvar vidas gracias al desarrollo de la conducción autónoma.

La tecnología de conducción Autopilot de Tesla procesa mediante inteligencia artificial un gran número de datos del entorno. Los Tesla emplean un radar, un sistema de varias cámaras y sensores de ultrasonidos. Otras empresas emplean un sistema similar que permiten una conducción autónoma parcial.

En la actualidad la tecnología y la legislación permiten una conducción asistida. Algunos automóviles ya pueden maniobrar de forma autónoma en ciertas vías, pero el conductor está obligado a mantener las manos en el volante para tomar las riendas cuando sea necesario. Todo apunta a que se acerca el momento en que esta tecnología permitirá reducir drásticamente la tasa de accidentes. Los sistemas de detección de infracciones al volante que hoy conocemos quedarán entonces desfasados, pues se incluirán en la propia inteligencia artificial que guiará a los vehículos.

DINERGIA Información