Coches que pagan en gasolineras y parkings. Los verás en 2020

18 enero 2020

El Internet de las cosas (IoT) ha llegado a los coches. La industria está estudiando todo tipo de aplicaciones basándose en algo tan normal como pagar cosas y en ese escenario, ven a los vehículos como un mundo de posibilidades. Tanto es así que empresas como Visa tienen claro que en 2020 tu coche será capaz de pagar el parking o la gasolina él solo.

Por si alguien está perdido respecto al Internet de las cosas, se trata del conjunto de objetos cotidianos que están conectados a la red. Se trata de algo que genera controversia: por un lado a la gente le preocupa su privacidad y su seguridad y por otro, esa conectividad constante puede ser una gran oportunidad para algunas compañías.

Internet de las cosas (IoT) en el coche

Pagar combustible y parking

En este segundo escenario nos encontramos con Visa. Tal y como ha declarado Bisi Boyle, vicepresidente de IoT de Visa, a Business Insider, la empresa lleva dos años invirtiendo en el Internet de las cosas. El objetivo es poner en marcha los pagos invisibles de los coches este mismo año, en 2020.

Para ello, Visa está investigando cuatro campos en los que los coches podrían solos: combustible, parking, comida y peajes. No es una decisión al azar. Para Bisi Boyle, los coches van a ser el primer sitio en el que los consumidores vean los pagos realizados a través de IoT. El área más avanzada es la del parking: los coches habilitados para el Internet de las cosas podrán buscar y encontrar plazas de aparcamiento en la calle y pagar el parquímetro sin que el conductor tenga que sacar el móvil o la cartera.

Internet de las cosas (IoT) en el coche

Los peajes, un caso más complejo

A este caso se une el de la gasolina. Visa apuesta a que empezaremos a ver este tipo de pagos en los próximos 12 y 18 meses y para ello se ha asociado con marcas como Honda con el objetivo de desarrollar y desplegar esta tecnología. Eso sí, el aparcamiento y la gasolina son sólo el principio. Visa cree que en los próximos tres años, los coches serán capaces de pagar solos la comida que se puede pedir en un autoservicio.

¿Y qué pasa con los peajes? Visa reconoce, a través de su vicepresidente de IoT, que es el área que más dificultades presenta. Tienen potencial, pero su adaptación tardará más años porque “hay que trabajar con diferentes gobiernos y ayuntamientos y eso llevará un poco más de tiempo”. El objetivo es llevar el pago de los peajes a los coches que usan IoT en oposición a los proveedores de peaje electrónico que ya existen.

Y por si alguien no termina de ver con buenos ojos que los pagos de IoT acaben con la necesidad de sacar la cartera, Visa asegura que el usuario (en este caso el conductor) tendrá que autorizar cada operación: “Tienes que diseñar la experiencia de pago de manera que la gente sienta que puede confiar en ella. No me importa que pague por mí, pero quiero que me pregunte primero y quiero que sepa que soy yo”.

DINERGIA Información