¿Sabes en qué casos no te cubrirá tu seguro?

10 junio 2019

Existen varios casos en los que tu aseguradora no cubrirá tus daños, por muy completa que resulte tu póliza, y una vez tenidas en cuenta las condiciones particulares de los contratos de un grupo de aseguradoras.

SI NO HAS PASADO LA ITV

Para que una póliza tenga validez, el vehículo asegurado tiene que circular acorde a la normativa -y si no ha superado la ITV, no lo hace-. Por eso, si circulas sin haber pasado la ITV y tienes un accidente, tu compañía puede negarse a pagar los daños en tu coche y las lesiones del conductor –sí abonará las de los ocupantes-. Además, si causaste daños a terceros, la compañía se hará cargo de los mismos, pero si se demuestra que el siniestro podía haberse evitado pasando la ITV; reclamará todos los gastos al titular del vehículo, al tomador del seguro y al conductor.

SI CONDUCÍAS EBRIO, DROGADO, A MUCHA VELOCIDAD… O COMETES UN DELITO

Y es que los seguros no se hacen cargo de los daños propios cuando el conductor incumple la Ley de forma voluntaria, con ánimo de causar daño o está cometiendo cualquier delito -recuerda que, por ej., no auxiliar a un herido por un accidente que tú causaste se considera delito-. En esos casos, tu compañía sí indemnizará a las posibles víctimas por las lesiones y daños en sus vehículos pero, posteriormente, te reclamará esa cantidad.

SI CHOCAS CON UN FAMILIAR

Casi ninguna compañía te pagará los daños de tu vehículo si el siniestro se ha producido entre el asegurado y su cónyuge o sus familiares –de hasta de tercer grado de consanguinidad–. Así, las compañías se evitan pagar si los familiares han llegado a un acuerdo para defraudar al seguro. Por eso, si te sucede, tendrás que acordar con tu familiar quién debe abonar los desperfectos.

Por cierto, las aseguradoras también suelen sospechar de los golpes entre vecinos o compañeros de trabajo. Aunque, en este caso, y para no pagar, siempre deberán demostrar que existió un acuerdo previo entre los implicados.

SI TE ‘HURTAN’ EL COCHE

Una parte importante de las aseguradoras -ojo, sí lo cubren Mapfre, Regal, Helvetia, Qualitas o Génesis– no te indemnizarán si te robaron el coche… por haberte dejado las llaves puestas. La razón es que la Ley no considera este acto como un robo, sino como un hurto, una apropiación sin violencia.

De igual forma, y si te han ‘hurtado’ el vehículo, las compañías no se harán cargo de los daños a terceros que ocasione tu coche -atropellos, daños al mobiliario urbano, etc-. Será el Consorcio de Seguros, un organismo gubernamental, quien se haga cargo de las indemnizaciones pertinentes.

SI PARTICIPAS EN ‘CARRERAS O PRUEBAS DE CIRCUITO’

Ya que sus pólizas tienen validez para una circulación habitual y, en su letra pequeña, rechazan específicamente estas carreras. Es por eso por lo que, para participar en una carrera, tengas que contratar un seguro específico.

SI MODIFICAS TU VEHÍCULO Y NO LO HOMOLOGAS NI SE LO INDICAS A TU ASEGURADORA

Si modificas significativamente tu coche -esto es, varías dimensiones, pesos, neumáticos…-, no se lo indicas a tu aseguradora y sufres un accidente, la compañía cubrirá los daños causados a terceros… pero pueden llegar a negarse a pagar los de tu coche, escudándose en que ese vehículo no es el que figura en el contrato.

En el mejor de los casos, sólo te cubrirán tus daños como si tu vehículo fuera de estricta serie. Por eso, homologa los cambios en la ITV y notifícaselos a tu aseguradora, aunque ten en cuenta que el coste de la póliza puede aumentar sensiblemente.

SI SE PRODUCE UN DESASTRE NATURAL, UN ACTO TERRORISTA O UN ACCIDENTE NUCLEAR

Todas las pólizas del mercado -da igual que tengas un seguro a terceros o a todo riesgo- excluyen en sus condiciones las indemnizaciones «por inundación, terremoto, erupción volcánica, ciclones, terrorismo, motines, manifestaciones o huelgas y hechos declarados como ‘catástrofe o calamidad nacional»… Además, también incluyen como excepción el que tu coche sufra «una modificación de su estructura atómica» -esto es, si se produce un accidente nuclear-. En todos estos casos te indemnizará el Consorcio de Seguros, pero sólo si contrataste una póliza a terceros con, al menos, una cobertura de daños propios: robo, incendio o lunas. Eso sí, valorarán tu coche exclusivamente por su valor venal o su precio de mercado.

DINERGIA Información