El coche de combustión, el preferido del 76% de españoles

25 noviembre 2019

Los coches con motor de combustión son la opción predilecta de un 76% de españoles, mientras que el vehículo eléctrico «puro» nuevo se contempla como una opción de compra en un 11% de los casos y el 80% reclama apoyo para el desarrollo de opciones de movilidad baja en carbono, según una encuesta de Opinium recogida por la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP). La encuesta revela que el 72% de los españoles cree que los combustibles bajos en carbono podrían ser una opción asequible y eficiente para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Asimismo, los encuestados españoles están convencidos de que el transporte va a cambiar de forma esencial (un 69%) en los próximos años, pero el respaldo al coche eléctrico como única solución no llega a la mitad (48%), mientras que el apoyo al desarrollo de múltiples opciones de movilidad baja en carbono es del 80%.
“El camino no está en prohibir ninguna tecnología, sino en incentivar el desarrollo de diversas alternativas bajas en emisiones para que el consumidor decida cuál se adapta mejor a sus necesidades”, señaló el director general de la AOP, Andreu Puñet.

La mayoría de los encuestados (72 %) considera que la reducción de emisiones a través del coche eléctrico depende del origen de la electricidad y el mismo porcentaje (72 %) considera que los combustibles líquidos bajos en carbono (ecocombustibles) pueden ser una manera asequible y eficiente de reducir emisiones, una alternativa que en España tiene un apoyo tres puntos por encima de la media europea (69 %). La principal barrera para la penetración de estos ecocombustibles está, según los encuestados, en la falta de promoción e incentivo público (60 %). 

Los resultados reafirman también la importancia del coche en España, con un 80% de encuestados que tiene y usa coche de forma habitual (69% de media europea) y un 55% que lo emplea a diario para ir al trabajo. El parque automovilístico se compone mayoritariamente de motores diésel (54%) y de gasolina (46%). La penetración del coche eléctrico es inferior al 1%. 

El precio condiciona la compra de un vehículo nuevo

En cuanto al precio, el 64% de los encuestados afirma que es el principal factor de decisión a la hora de comprar un nuevo vehículo, muy por encima del consumo energético (38%), el equipamiento (28%), la tecnología del motor (24%) o las emisiones de dióxido de carbono (24%), entre otros criterios.

El informe apunta  a una preferencia por vehículos de combustión de diversas tecnologías (76% de las respuestas1 ) como opción de compra, considerando entre las respuestas tanto coches nuevos como de segunda mano. A la hora de comprar un vehículo de nueva fabricación, los híbridos (20 %) y los coches de gasolina (13 %) son las opciones favoritas de los españoles. 

El vehículo eléctrico puro nuevo se contempla como una opción de compra en un 11% de los casos, con el coste (54%), la insuficiencia de puntos de carga (49%) y la falta de autonomía parar recorrer determinadas distancias (46%) como principales barreras para su implantación. 

“El coste de los vehículos y el coste de la energía necesaria para propulsarlos es un elemento clave en el debate sobre la movilidad, pero también la renovación del parque automovilísticos: necesitamos un plan renove que permita acceder a vehículos menos contaminantes a aquellos que no pueden adquirir un vehículo eléctrico o un híbrido por cuestiones de precio”, añadió Puñet. 

Europa Press