¿Es legal que las gasolineras nos cobren por inflar los neumáticos?

10 Abril 2018 .- Es habitual revisar los neumáticos de nuestro coche en una gasolinera cercana, e inflarlos en caso necesario, lo que no resulta tan habitual es tener que pagar por este servicio, que hasta ahora se ofrecía de manera gratuita.

Muchas estaciones de servicio, sobre todo las que pertenecen a las grandes operadoras, ya están incorporando un manómetro digital que cuenta los minutos, al igual que los aspiradores que actualmente existen. Lo complicado es aprovechar bien este tiempo, porque puede que nuestras ruedas necesiten menos aire y malgastemos el dinero; o por el contrario, que requieran inflarlas más, lo que nos obligará a introducir otra moneda.

Para potenciar este cambio, suele ser normal que las gasolineras que mantienen todavía el servicio gratuito, no le hagan el correcto mantenimiento a la máquina y se produzcan fallos por el desgaste de la misma. Esto provoca la insatisfacción de los usuarios, y como consecuencia, el mayor uso de las de pago.

Además, el problema mayor lo encontramos cuando pagamos por inflar las ruedas pero la máquina no es mejor que las gratuitas. Aquí es cuando se produce la mayor injusticia para los usuarios.

Si tenemos en cuenta que es obligatorio hacer la revisión de las ruedas por motivos de seguridad, puede resultar lógico pensar que no nos cobren por hacerlo, para que no tengamos que asumir periódicamente otro gasto más.

Este tipo de servicios están regulados por una normativa a nivel autonómico, donde se recogen los derechos de los usuarios. Esto sólo implica que si se estropea el aparato que suministra el aire, el responsable de la estación debe colocar un cartel para que permanezca fuera de servicio hasta que quede arreglada.

Esta ley también regula el pago por esta prestación, sin especificar si puede cobrarse o no y qué cantidad es la adecuada. Sólo obliga a indicarlo en la máquina de manera visible y legible, poniendo su precio, tipo de monedas que admite y si devuelve cambio. Además, debe contener las instrucciones de uso del aparato y la duración exacta del servicio.

Por lo tanto, nos pueden cobrar por inflar nuestros neumáticos en cualquier gasolinera, pero siempre que esté avisado y bien indicado el funcionamiento y coste del servicio. En caso contrario, puede ser motivo de reclamación.

Lo cierto es que esta moda de cobrarlo pertenece a las grandes marcas, por ahora, y aún podemos encontrar estaciones de servicio donde resulta gratuito. Antes de que se convierta en una tendencia habitual, la DGT debería tomar parte y frenarla porque, si ya nos cuesta trabajo acudir a revisar las ruedas siendo gratis, imaginaos si encima nos cuesta el dinero.

Otra solución sería adquirir compresores portátiles y dejar de usar las máquinas de aire de las gasolineras.

 

DINERGIA Información