Qué son los sistemas de detección de accidentes: eCall

27 de marzo de 2018

A partir del día 31 de marzo, todos los coches homologados en la UE deben llevar obligatoriamente incorporado el sistema eCall, el sistema de aviso de emergencia en carretera que avisa al 112 en caso de accidente. Se trata de la incorporación de un botón, ubicado en el interior del coche, con una tarjeta SIM necesaria para su funcionamiento, que no tendrá ningún coste adicional para el usuario.

La llamada se activa mediante unos sensores que llevarán incorporados todos los vehículos, o manualmente por los mismos ocupantes. Además, la geolocalización permitirá que los servicios de emergencia acudan mucho más rápido al lugar del siniestro y puedan socorrer a las posibles víctimas. De hecho, la comunicación se mantiene desde que reciben la llamada hasta que llegan a la localización del accidente, permitiéndoles dar indicaciones y montar un protocolo de actuación mientras llegan.

Está claro que este sistema permitirá una más rápida y efectiva actuación, disminuyendo la gravedad de los accidentes de tráfico y las víctimas mortales, ya que algunos estudios han demostrado que la mayoría de las muertes se producen en los primeros 20 minutos desde que se produce el accidente de tráfico. Pero además, permitirá que otros usuarios, que no estén implicados directamente en el siniestro, sólo sean testigos o pasen por el lugar de los hechos, activen la llamada de emergencia manual, lo que se denomina cooperación geolocalizada.

Además de todas las ventajas ya descritas, eCall puede reducir los atascos, ya que los colapsos que se producen por los accidentes se resolverán con mayor rapidez. Los médicos podrán reducir y estabilizar a las víctimas más pronto, y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado podrán gestionar de manera eficaz los peligros de seguridad vial generados por estos siniestros como, por ejemplo, colisiones generadas por el atasco.

Algunos fabricantes españoles ya lo han incorporado en sus nuevos modelos de coches. De hecho, ya se están ampliando sus servicios, por ejemplo Opel lo ha convertido en un ayudante personal ampliando sus funciones.

Se prevé que en unos años este sistema pueda buscar aparcamiento o una gasolinera para repostar, e incluso  realizar reservas de hotel y restaurantes.

El eCall lleva implantado varios años en otros países como Suecia, Finlandia, Reino Unido, Holanda o Eslovenia, y sus resultados son muy positivos: en Finlandia por ejemplo, en su primer año de implantación se redujo un 10% el número de accidentes mortales.

España es el único país de la UE que está ensayando la incorporación del eCall en las motos. Para ello, se están realizando pruebas con 10 motocicletas, tanto en el mecanismo de detección del accidente como en la transmisión de llamada. El casco y la moto disponen de sensores, y si se superan unos umbrales de deceleración (no se confundirá con la simple caída del casco al suelo), se genera la llamada; para ello se trabaja en cuestiones como la deformación del casco, e incluso se estudia la posibilidad de incorporar información sobre la gravedad del accidente.

 

DINERGIA Información