Renting a particulares, !ventajas y desventajas!

03/10/18.- En los últimos meses hemos visto cómo el renting a particulares se ha puesto de moda como alternativa a la forma de compra tradicional. Ahora, todos los usuarios podemos beneficiarnos de adquirir un vehículo todo incluido con una cuota fija, pero, ¿es oro todo lo que reluce?

Un coche nuevo por seis euros al día, con seguro incluido, revisiones y hasta cambio de neumáticos. Campañas como esta están llegando con fuerza a los concesionarios como una nueva forma de adquirir un vehículo sin necesidad de optar a la posesión del mismo. Es el alquiler a largo plazo o renting a particulares, una modalidad que después de años de andadura en el campo de la empresa llega ahora a los usuarios particulares.

Una vez tratado en profundidad qué es el renting a particulares e, incluso, hemos analizado dos opciones que en estos días podemos ver en la televisión: el renting que Volkswagen ofrece para el Polo y el que Hyundai propone para el Ioniq.

Pero, ¿todo es tan beneficioso como lo pintan o tiene truco? Lo que no podemos ocultar es que esta fórmula tiene grandes ventajas para el usuario, pero también inconvenientes que conviene resaltar. Lo hacemos a continuación:

Ventajas del renting a particulares

.- Paga una cuota mensual por el vehículo y los servicios. Dependiendo de con qué compañía arriendes el vehículo, puedes abonar una entrada que rebaje la cuota.

.- Comodidad y tranquilidad. Al adquirir un vehículo, no tendrás que abonar los Impuestos de matriculación ni de circulación, tampoco contratar el seguro… Además, en caso de percance, la compañía arrendadora/marca se hará cargo de todo: gestión con el taller, coche de sustitución…

.- Posibilidad de cambiar de vehículo cada pocos años. Tal y como señala el director de ventas de SEAT, el cliente contará con un automóvil “que le ofrecerá una tecnología más avanzada, mayor seguridad y más eficiencia”. Será la empresa de renting quien se haga cargo del vehículo una vez finalizado el contrato.

Desventajas del renting a particulares

.- El vehículo no es de tu propiedad. Sólo podrás quedártelo si, al final del contrato, abonas un valor residual pactado de antemano. Ojo, hay empresas que no ofrecen esta opción.

.- En principio, no podrás cancelar el contrato. Y si lo haces, tendrás que abonar una penalización económica por cancelación anticipada. También tendrás que hacerlo si sobrepasas el kilometraje pactado.

.- No podrás modificar el coche -desde instalar otra radio a tintar las lunas-. Cualquier modificación deberá ser aceptada previamente por la empresa; además, deberá llevarse a cabo en el taller que ellos elijan.

.- Las reparaciones que necesite el vehículo sólo podrás hacerlas en los talleres -oficiales o concertados- con los que la empresa haya firmado acuerdos. Te ofrecerán cita en el taller concertado más cercano a tu domicilio.

Lo que menos gusta a los usuarios es que no puedes elegir el coche a tu gusto -se oferta una versión específica con un acabado concreto-, no puedes cancelar el contrato y, lo más importante, el coche no es de tu propiedad, sino que tendrás que devolverlo una vez finalizado el contrato. Además, el precio establecido en la oferta suele ir aparejado a un kilometraje, por lo que si te pasas, te cobrarán un plus en función de los kilómetros que hayas hecho de más.

 

DINERGIA Información