El sector del transporte pide un “gasóleo profesional”

03 de abril de 2018.- 

El sector del transporte pide un “gasóleo profesional” para afrontar la subida de impuestos. Hace unas semanas os contábamos que el Ministerio de Hacienda está barajando subir el impuesto de hidrocarburos de nuevo. Dicha subida afectaría especialmente al Gasóleo de Automoción: Gasóleo-A y Gasolina.

Teniendo en cuenta las consecuencias negativas que tendría este aumento en el sector del transporte, ASTIC (Asociación del Transporte Internacional por Carretera) ha advertido que la mayor parte de las exportaciones hacía el resto de la UE se realizan por carretera, por lo que se podrían ver gravemente afectadas y repercutir en el PIB nacional.

ASTIC, que ha colaborado permanentemente con la Administración en la negociación de los Convenios Internacionales de transporte, cuenta ya con 200 socios, la mayoría representantes de empresas con un tamaño superior a la media y que por lo tanto, suponen una gran influencia sobre el sector.

Según esta organización, las empresas de transporte de mercancías ya soportan bastantes impuestos, ya que se han producido varias subidas en los últimos años. De hecho, más del 25% de la carga fiscal corresponde al Impuesto Especial de Hidrocarburos.

En caso de no poder evitar la subida de los impuestos, este sector reclama el acceso a un gasóleo profesional, como es el caso del gasóleo industrial o de calefacción (B y C), una bonificación que ayude a los empresarios a soportar los altos coste que, al final, provocan la subida de precios y la merma en la competitividad.

Al sector ya no le vale que el Ministerio se escude en la contaminación que producen los camiones y autocares, ya que sólo suponen el 6% del total de emisiones de CO2 en Europa, bastante menos que las que producen las calefacciones o la generación eléctrica. Los expertos consideran que para reducir dichas emisiones, es necesaria una reforma de la fiscalidad energética, sustituyendo los impuestos actuales por otros que interioricen los costes ambientales y cuya recaudación financie sobrecostes que actualmente soporta el consumidor.

Por todo ello, la Comisión Nacional del Transporte por Carretera ha pedido por escrito al ministro de Hacienda que no suba más los impuestos sobre el carburante.

ASTIC, por su parte, ha pedido que se tenga en cuenta que el transporte por carretera es fundamental en el PIB de nuestro país, por lo que debe tratarse como un sector fundamental en la economía y que puede repercutir en los demás sectores. Además, se ha pedido un tercer paso hacia Francia a través de Aragón, para que España se convierta en enlace definitivo entre África y América Latina.

 

DINERGIA Información